Para saber qué es la bartolinitis, tenemos que ubicar primero a las glándulas de Bartolino. Están localizadas en la entrada vaginal, entre la vagina y los labios mayores, y su función es segregar un líquido que ayuda a lubricar a las mujeres. A veces, los conductos de estas glándulas se obstruyen provocando quistes y una inflamación de las mismas o bartolinitis, que afecta sobre todo a mujeres jóvenes en edad fértil.

Los quistes de Bartolino se producen, por tanto, por una acumulación de líquido tras obstruirse el conducto de las glándulas que llevan el mismo nombre. La inflamación de las glándulas puede no causar dolor; pero si el fluido del quiste se infecta, puede llegar a supurar y formar un absceso. Cuando esto ocurre, aparecen síntomas como dolor al caminar, al sentarse y durante las relaciones sexuales; inflamación y enrojecimiento del labio afectado; y, en algunos casos, fiebre.

La bartolinitis es un proceso infeccioso que, con frecuencia, producen bacterias que se encuentran en la propia piel. También puede estar ocasionada por gérmenes de transmisión sexual. La ropa muy ajustada o las prendas íntimas de lycra pueden favorecer el desarrollo de bacterias. El estrés o la propia predisposición del organismo son otras causas que se barajan.

El tratamiento de la bartolinitis depende de varios factores como el tamaño del quiste o su infección. En una primera fase, los baños de asiento varias veces al día pueden servir para que un pequeño quiste infectado rompa y drene por sí solo. Cuando el quiste está infectado o es muy grande, se recurrirá al uso de antibióticos y antiiflamatorios e, incluso, a un drenaje quirúrgico con la colocación de un catéter.

La marsupialización es un procedimiento que se puede considerar en mujeres con abscesos recurrentes y que consiste en colocar unos puntos al borde del quiste para formar una pequeña abertura permanente.

Desde MaterMap esperamos que esta información sobre la bartolinitis te haya resultado interesante. Te recordamos que, en caso de duda, es recomendable la consulta a un especialista.