Un embarazo ectópico o extrauterino es aquel que se desarrolla fuera del útero. En una gestación con un desarrollo normal, el óvulo fecundado se desplaza por la trompa de Falopio hasta el útero para implantarse; mientras que en una ectópica, el óvulo fecundado se implanta y crece fuera del útero. Normalmente ocurre en la trompa de Falopio y el resultado se conoce como embarazo tubárico. Pero también puede darse esta anomalía en el cuello uterino o el abdomen.

De cualquier manera, el embarazo ectópico es poco frecuente. Sin embargo, si no se ataja a tiempo, reviste una gran gravedad para la mujer. De hecho, es una de las emergencias obstétricas con mayor peligro en la gestación, suponiendo la primera causa de muerte materna en el primer trimestre del embarazo.

Dolor abdominal o pélvico, sangrado vaginal inusual, presión arterial baja, mareos o desmayos son algunos de los síntomas más comunes de un embarazo ectópico, consecuencia del sangrado derivado de la ruptura de la trompa de Falopio por el crecimiento del óvulo fecundado. En caso de que esta se desgarre, puede llegar incluso a sentirse un dolor en el extremo del hombro.

Una mujer tiene más posibilidades de sufrir un embarazo ectópico, pero esto no tiene por qué ocurrir sistemáticamente, si sus trompas de Falopio presentan alguna anomalía congénita, están dañadas por inflamación o infección, o han sufrido cirugías previas. Otras de las causas de la gestación ectópica son:

  • Padecer endometriosis
  • Embarazos ectópicos previos
  • Quedar embarazada llevando DIU
  • Enfermedades sexuales anteriores

En función del grado de sangrado que el óvulo haya provocado en las trompas de Falopio, el tratamiento de la gestación ectópica puede ir desde una inyección de Metotrexato para detener el crecimiento celular y disolver las células existentes, hasta una cirugía de emergencia si el sangrado es abundante. En cualquier caso, un embarazo ectópico no puede seguir adelante.

Desde MaterMap esperamos que este post te haya resultado de interés y te recordamos que es meramente informativo. En caso de duda, te recomendamos consultar a un especialista.