Observar el número de pises y cacas de nuestro hijo nos puede ayudar a identificar problemas o a tener garantía de que el bebé está siendo correctamente alimentado e hidratado con la leche materna.

Desde MaterMap te dejamos un breve resumen de lo que podrás ver en las diferentes etapas de tu pequeño con la lactancia. Te recordamos que este post es meramente informativo. En caso de duda, consulta con tu pediatra de confianza.

Durante los primeros días de vida del bebé, aparecerán:

  • Día 1: 1 micción y meconio
  • Día 2: 1/2 micciones y 1/2 meconio
  • Día 3: 2/4 micciones y 1/2 meconio o heces de transición
  • Día 4: 2/4 micciones y 2/4 heces de transición o nada
  • Día 5: 5/6 micciones y nada de caca o 2/4 heces de transición o amarillas

Cabe destacar que el meconio hace referencia a heces negras y pegajosas, mientras que las de transición son verdes o marrones y menos pastosas.

A partir del sexto día de vida del bebé y durante el primer mes, lo habitual es:

  • Entre 6 y 8 pañales de pis en 24 horas
  • Mínimo de 3 deposiciones diarias, aunque pueden hacer hasta una con cada toma
  • Si no hacen un mínimo de 3 deposiciones diarias, es necesario valorar número de pises y correcta ganancia de peso
  • Las cacas deben ser amarillas, líquidas y pueden tener grumos blancos (son la grasa de la leche materna)

Hasta los 6 meses, es frecuente:

  • Entre 6 y 8 pañales de pis en 24 horas
  • La caca puede seguir apareciendo a diario o retrasarse hasta las 3 semanas. La leche materna apenas deja residuo. Si al hacerlas son normales, no hay de qué preocuparse
  • Las cacas deben ser amarillas, líquidas y pueden tener grumos blancos

A partir de los 6 meses y coincidiendo con el inicio de la alimentación complementaria:

  • 5 o 6 pañales de pis en 24 horas
  • La caca puede seguir apareciendo a diario o retrasarse hasta 2-3 días. Si al hacerla no es dura o seca, está todo bien
  • Caca dura, seca o que produce dolor es estreñimiento. Proporcionar más hidratación y alimentos ricos en fibra
  • Las cacas ya no serán amarillas. Pueden contener tropezones de comida y ser del color de los alimentos ingeridos