Los productos de higiene femenina han acompañado a la mujeres en edad fértil a lo largo de la historia, desde retazos de tela a los productos más actuales.

A día de hoy las alternativas son muy variadas, pudiéndolas clasificar en productos desechables y reutilizables. Desde MaterMap te vamos a hablar de los productos que más se usan en la actualidad.

Productos de higiene femenina desechables: pueden ser salvaslip, compresas o tampones. Son de un solo uso, aunque su huella ecológica es muy alta, ya que es un residuo muy duradero y en sus procesos de producción se emplean productos tóxicos como blanqueantes, desodorizantes o absorbentes.

Aunque desechables, existen productos menos tóxicos o con menor impacto medioambiental, como tampones con aplicador de cartón o sin aplicador.

Productos de higiene femenina reutilizables:

  • Compresas o salvaslip de tela: fabricados 100% con algodón, libres de plásticos y lavables. Duran de 2 a 4 años.
  • Bragas menstruales: tienen en su interior absorbentes de materiales naturales como algodón o cáñamo, que permiten su uso como si fuese una compresas. La parte exterior suele ser de algodón de algodón y son lavables.
  • Disco menstrual: disco plano de silicona médica que se introduce hasta debajo del cérvix. Gran capacidad y que permite las relaciones sexuales con penetración sin tener que retirarlo.
  • Copa menstrual: de silicona médica, se usa como el tampón almacenando sangre y fluidos, pero sin producir sequedad y sin riesgo de infecciones.

Si optamos por los desechables usaremos entre 4 y 6 al día durante una media de 5 días al mes, durante aproximadamente 35 años. Esto son alrededor de 15.000 productos usados durante la vida fértil de la mujer. Por este motivo, la creciente concienciación con el planeta y el cuidado del medio ambiente hace que los productos reutilizables comiencen a ganar peso frente a los desechables.

Esperamos que este post te haya resultado interesante, ya que la menstruación y todo lo que la rodea nos acompaña a nosotras y nuestras hija, durante una gran parte de nuestra vida.