El síndrome premenstrual contempla una serie de síntomas físicos y psicológicos que suceden, en mayor o menor medida, una o dos semanas antes de la menstruación a cerca del 90% de las mujeres.

La franja de edad que los sufre con mayor intensidad es la de 20 a 30 años, siendo tan severo en algunas ocasiones que puede limitar o anular la actividad cotidiana.

Los síntomas físicos premenstruales más habituales incluyen:

  • Inflamación o dolor en los pechos
  • Hinchazón o gases
  • Cólicos de regla
  • Calambres en la parte baja del vientre o espalda
  • Dolores de cabeza de tipo hormonal
  • Baja tolerancia a la luz o el ruido
  • Diarrea
  • Acné o dermatitis

Mientras que entre los síntomas psicológicos más habituales del síndrome premenstrual destacan:

  • Irritabilidad
  • Hostilidad
  • Problemas para dormir o hipersomnia
  • Necesidad de comer más o atracones por ansiedad
  • Dificultad para concentrarse o recordar
  • Sensación de tristeza
  • Ciclotimia
  • Ansiedad o pérdida de control
  • Cambios bruscos de humor
  • Disminución de la libido

Es aconsejable tomar ciertas medidas preventivas en caso de sufrir síndrome premenstrual, como:

  1. Practicar ejercicio regularmente durante todo el ciclo
  2. Tratar de mantener una alimentación sana y equilibrada, aumentando la ingesta de proteína e hidratos de carbono complejos, limitando el azúcar y evitando el consumo de alimentos procesados y cafeína
  3. Beneficiar el sueño reparador
  4. Aprender técnicas de relajación y control del estrés y la ansiedad
  5. Evitar el tabaco y el alcohol

El tratamiento del síndrome premenstrual puede pasar por el uso de antinflamatorios de venta libre, siempre siguiendo las indicaciones del fabricante o el farmacéutico, o bien tratamientos dirigidos por el especialista, entre los que se pueden incluir anticonceptivos, diuréticos, antidepresivos o ansiolíticos.

Desde MaterMap queremos recordarte que este post es meramente informativo y que, en caso de duda, siempre es importante consultar con el médico.