El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble, especialmente importante durante la gestación en las mujeres y durante toda la vida en la población general.

Cuando hay carencia de esta vitamina, puede ser debido a una alimentación poco equilibrada, ya que hay muchos alimentos ricos en ácido fólico.

Desde MaterMap te contamos dónde puedes encontrarla y por qué es importante para nosotras.

Empezamos repasando algunos alimentos ricos en ácido fólico:

  • Verduras de hoja verde (como espinacas, acelgas o coles)
  • Granos integrales y legumbres (como judías o guisantes)
  • Frutos secos (como nueces o almendras)
  • Cítricos (como naranja, limón o kiwi)
  • Espárragos, brócoli, hígado, levadura de cerveza, soja, champiñones, dátiles, moras, entre otros.

Importancia del ácido fólico para la población en general:

  • Es de gran ayuda contra la anemia, la fatiga y la depresión
  • Favorece la actividad hepática y regula los niveles de histamina
  • Ayuda contra los parásitos intestinales
  • Evita que salgan canas prematuramente

Importancia del ácido fólico durante el embarazo:

  • Su consumo en forma de suplemento debe comenzar unos meses antes de la búsqueda
  • Dosis de al menos 400 microgramos
  • Hasta, por lo menos, los 3 meses de gestación
  • Previene la aparición de labio leporino y retrasos en el lenguaje del bebé
  • Previene defectos congénitos en el feto, como pueden ser anencefalia y defectos del tubo neural (espina bífida)

Te recordamos que este post sobre el ácido fólico es meramente informativo. Al no ser que un médico lo prescriba, la suplementación está solo indicada en caso de búsqueda de embarazo y durante este. Aún así, será tu ginecólogo u obstetra quién te dé las indicaciones adecuadas.

Mantener una alimentación variada y equilibrada garantiza la adquisición de esta vitamina y otros muchos nutrientes. Desde MaterMap recalcamos que el ácido fólico debe ser prescrito por un médico, previo análisis que confirme un déficit o una necesidad extra de suplementación ante un embarazo.