La fiebre en los bebés nos suele generar confusión e incluso angustia, debido a la falta de información o las indicaciones tan dispares con las que nos podemos encontrar.

Desde MaterMap, y teniendo como guía a la Asociación Española de Pediatría en Atención Primaria, te queremos hacer un breve resumen de lo que es importante conocer. No te olvides de que este post no es una consulta médica y que, en caso de duda, es importante acudir al pediatra o a los servicios de urgencias.

¿Qué temperatura se considera fiebre?

  • Temperatura normal 36/37º
  • Febrícula entre 37/38º
  • Fiebre moderada entre 38/39º
  • Fiebre alta entre 39/40º
  • Fiebre muy alta a partir de 40º

La fiebre es un mecanismo de defensa que sólo se trata si el niño se encuentra molesto o si supera los 38º. La intensidad de la fiebre no determina la gravedad de la infección o del estado del niño. Se debe evitar que el pequeño acuda a su centro escolar hasta la mejoría.

¿Cómo debes actuar si tu bebé tiene fiebre?

No tienes que abrigar ni desnudar al bebé. Evita paños o baños fríos y las friegas con alcohol. Es importante que le animes a la ingesta de líquidos y vigiles que no haya empeoramiento del resto de síntomas. Se dará el antitérmico si hay malestar general o la fiebre supera los 38º.

¿Cuándo hay que preocuparse por la fiebre en un bebé? Es recomendable acudir a urgencias en caso de:

  • Manchas que no desaparecen al estirar la piel
  • Decaimiento o irritabilidad
  • Rigidez en el cuello
  • Convulsión o pérdida del conocimiento
  • Dificultad respiratoria
  • Vómitos o diarreas persistentes
  • Deshidratación
  • Orina oscura o escasa

Esperamos que este post te sea de utilidad y recuerda acudir al pediatra siempre que tu pequeño se enferme.