Nuestras hijas crecen, es inevitable. Entre los grandes cambios que observamos está la aparición de la primera menstruación en las niñas. Supone un gran cambio para ellas y desde MaterMap consideramos básico acompañarlas en esta nueva etapa.

Para empezar, debemos saber en que momento se espera esa primera regla:

  • La edad media son los 12 años
  • Se considera normal entre los 10 y los 15 años
  • Suele ocurrir 2 años después de la aparición del botón mamario (inicio del desarrollo del pecho)
  • Suele ocurrir entre 6 y 12 meses después de apreciar la aparición de flujo vaginal
  • A la primera regla se la conoce como menarquia

Posiblemente nos surjan dudas tras la primera regla de nuestras hijas. Entre las más frecuentes encontramos:

  1. ¿La menstruación es regular al inicio? Hasta los 2 o 3 años puede ser muy anárquica
  2. ¿Se puede quedar embarazada una niña desde la primera menstruación? Sí, incluso es posible que quede embarazada si mantiene relaciones sexuales con la primera ovulación, antes de que llegue la primera regla
  3. ¿Cuándo debemos consultar con un especialista? Si nota malestar en los cambios de su cuerpo, dolor menstrual difícil de manejar, duerme mal, pierde peso o da muestras de ansiedad

Nuestro papel como padres es acompañar estos cambios que traerá la menstruación. Pero, ¿cómo?

  • Debemos saber que indica buen desarrollo y salud de nuestras hijas
  • Hablar con ellas antes de que ocurra
  • Enseñarlas a controlar sus ciclos, con alguna App específica, o simplemente anotando el día de comienzo de cada menstruación y su duración, para ver la correcta regularización de los ciclos
  • Estar atentas a la pérdida de peso o exceso de ejercicio: los cambios físicos en esta etapa pueden conducir al inicio de trastornos alimenticios
  • Actitud abierta ante los malestares que pueda producirle la menstruación, a nivel físico y/o emocional
  • Consultar con su médico o pediatra si comienza con signos de ansiedad o depresión

Desde MaterMap esperamos que esta información te haya resultado útil. Ante cualquier duda es importante consultar a un profesional médico.