La llegada de un hijo es una fuente de felicidad inmensa, que puede venir acompañada de una crisis de pareja en la que pueden afloran problemas no resueltos.

Desde MaterMap queremos darte algunas claves para afrontar una crisis de pareja tras la maternidad. Pero no olvides que a veces esto no es suficiente y es necesario pedir ayuda profesional.

¿Cuáles son los principales motivos de las crisis de pareja tras el nacimiento de un hijo?

  • Cambios hormonales en la mujer
  • Depresión posparto
  • El bebé pasa a ser la prioridad de los dos miembros de la pareja
  • Cansancio y noches sin dormir
  • Miedos sobre cómo afrontar la nueva maternidad y paternidad
  • Exclusión del padre por la pareja, la familia o el entorno
  • Ausencia o dificultades en las relaciones sexuales
  • Acumulación de tareas del hogar
  • Difícil manejo del estrés

Es muy importante reconocer que se está inmerso en una crisis de pareja, que siempre se acompaña de algunas situaciones como estas:

  • Discusiones, reproches y/o conflictos
  • Alejamiento emocional
  • Frialdad en el trato
  • Sentimientos de tristeza, ira y/o rabia
  • Dificultad para ejercer el rol parental con los hijos

Una vez que se reconoce que existe una crisis de pareja, es el momento de buscar soluciones. Algunas de ellas pueden ser:

  • Prevención: informarse antes del nacimiento puede dar una información muy valiosa de lo que viene
  • Comunicación asertiva y negociación
  • Disponer de espacios y tiempos personales
  • Anticiparse a las dificultades
  • Ayudar y rescatar al otro en momentos estresantes
  • Cultivo de la pareja

Desde MaterMap te recordamos que este es un post meramente informativo sobre la maternidad y la relación de pareja. Un gran recurso para superar una crisis de pareja difícil de gestionar, sea cual sea su naturaleza, es pedir ayuda externa a un profesional.