Nada tiene de extraño notar un líquido lechoso a través del pezón durante los meses de embarazo o después del parto. Sin embargo, no puede decirse lo mismo cuando ese líquido lechoso aparece fuera de este contexto. En MaterMap te explicamos qué es la galactorrea sin lactancia.

La galactorrea es una secreción de leche sin haber embarazo o parto y que no está asociada a la producción de leche durante la lactancia. Suele ser de color blanco lechoso, aunque puede ocurrir que sea amarilla o verdosa. Por sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma asociado a otra causa. Aunque lo más habitual es que ocurra en mujeres, es posible encontrarla en hombres y también en bebés (la denominada leche de brujas). Mientras que adultos puede ser preocupante, la galactorrea en bebés no lo suele ser.

La causa de la galactorrea sin lactancia es una hiperprolactinemia, que es un exceso de la hormona prolactina, y puede estar provocada por varios factores:

  • Enfermedades del hipotálamo o la hipófisis: tumores, radioterapia cerebral, traumatismos o cirugía
  • Cirrosis, enfermedad renal crónica, hipotiroidismo o epilepsia
  • Consumo de algunos medicamentos que tengan hiperprolactinemia como efecto secundario
  • Tumor que produce elevación de la hormona del crecimiento

El diagnóstico y el tratamiento de la galactorrea están encaminados, por tanto, a buscar la enfermedad de base que está produciendo la elevación de la prolactina: se valorará la cantidad de prolactina en sangre, se buscarán posibles enfermedades crónicas y se descartará el uso de medicamentos que aumenten la hormona.

En definitiva, la manera de tratar la galactorrea sin lactancia es tratar la enfermedad diagnosticada que produce la secreción a través del pecho. Desde MaterMap te recomendamos acudir al médico cuanto antes si notas cualquier cambio en la mama sin motivo aparente (es decir, sin embarazo o lactancia).