El cultivo de leche puede ser una herramienta muy útil durante alguna afección de la mama que afecte a la lactancia materna. Aunque es un método diagnóstico bastante desconocido por el público en general es muy utilizado por ginecólogos y obstetras.

¿Cuándo es necesario el cultivo de leche durante la lactancia? Desde MaterMap te recordamos que puedes solicitarlo a tu médico personalmente o requerirlo él directamente. El profesional te pedirá un cultivo de leche en los siguientes casos:

  • Mastitis agudas, obstrucciones o perlas de leche de repetición
  • Mastitis agudas graves
  • Mastitis subagudas
  • Cualquier caso en el que haya una afección de la mama que requiera tratamiento antibiótico y la paciente sea alérgica a penicilina o cefalosporinas

Haciendo el cultivo de leche se consigue aislar el patógeno que provoca la infección. El antibiograma que suele acompañar esta muestra nos indicará el tratamiento más adecuado.

¿Cómo recoger correctamente la muestra de leche?

  • Lavarse bien las manos antes de extraer la leche
  • En las tomas anteriores evitar el uso de cremas o discos de lactancia
  • Hacer extracción manual
  • Desechar la primera parte y recoger 1/2ml.
  • Evitar la exposición solar de la muestra recogida

Una vez tengas tu muestra de leche recogida, deberás conservarla de una u otra manera dependiendo del tiempo que vaya a transcurrir hasta el momento de entregarla en el laboratorio:

  • Si va a pasar menos de una hora se puede mantener a temperatura ambiente
  • Si van a pasar entre 1 y 12 horas conviene refrigerarla
  • Si van a pasar más de 12 horas se debe congelar

Desde MaterMap, deseamos que esta información te sea de utilidad. ¡Nos gustaría conocer tu experiencia con el cultivo de leche!